Roma En Ourense. Extracto Del ArtÍCulo En “NÓS” De Florentino L. Cuevillas Sobre La Mansión De Aquis Querquennis

Foto©Porgaliciabaixo

Texto Original en galego

Resumen:
En vista de los estudios realizados se pueden formular con toda seguridad las conclusiones siguientes:

1º Que entre Bañas de Bande y Santa Comba frente al pueblo de Porto Quintela, existen en la orilla derecha del Río Limia abundantes vestigios de una ciudad romana o celta – romana, cuya magnitud no podemos determinar con exactitud , pero que a juzgar por lo que dice la gente de la zona y por la extensión de los restos de sus muros, tejas y fragmentos de la cerámica allí halladas, debió ser considerable.

2º Que dicha ciudad debió tener su importancia por reunir en ella dos circunstancias, ser un enclavamiento termal importante y ser lugar de unión de dos  que atravesaban tierras ricas y muy pobladas.

3º Que como ejemplo de su importancia podemos hablar de las lápidas (losas de piedra con inscripciones en latín), muy numerosas en este lugar, más que en ningún otro lado en la provincia, la ara y las columnas de Santa Comba y la muralla descubierta por nosotros que tuvo necesariamente que formar parte de un gran edificio de cuidada arquitectura y

4º Que las ruinas en cuestión son de la ciudad de Aquis Querquennis situada en el País de los Querquenos y donde los romanos establecieron la cuarta mansión de la vía número 18 del Itinerario de Antonino.
Final:
Conseguimos, por lo tanto, el propósito  que anunciábamos al principio de este artículo. Señalar de una manera veraz el lugar del yacimiento histórico.

 

Foto©Porgaliciabaixo

Allí queda, a la vera del viejo Lethes, bajo los robles y en aquellos montes, entre las venerables piedras del la antigua villa romana. Nos alejamos de ella con dolor y sintiendo no poseer las artes mágicas de Merlín, el hechicero celta, para hacer posible surgir de la tierra esta ciudad muerta y detenida en el tiempo, para por un instante revivirla ante nuestros ojos, con toda la majestuosidad de su época, bajo este sol dorado del otoño que tanto sabe de cosas viejas y antiguas que él iluminó, y que quizá ríe al ver los esfuerzos de los hombres siempre ocupados en la faena de construir y deshacer.

FLORENTINO L. CUEVILLAS
Traducido al español

 

Comparte!!!

Relacionados