San Rosendo

Celanova

Fundador del gran monasterio de Celanova (Ourense) provenía de una familia noble, y en tierras de su patrimonio construyó el famoso monasterio.

Fue obispo de Mondoñedo, con muy buenas dotes de organizador, gobernador y pacificador. Tenía gran capacidad de mando y diplomacia, gracias a él se suavizaron los enfrentamientos entre los diferentes nobles gallegos, incluso consiguió que se unieran para pelear contra los moros una de las veces que se consiguieron subir hasta el Miño, y allí los rechazaron.

También luchó contra las hordas vikingas que por aquella época asolaban las costas gallegas en concreto y las europeas en general. A los normandos les gustaba Galicia porque les recordaba a su propia tierra y además les atraían las riquezas gallegas, y ya sabían de la existencia del Santuario de Santiago de Compostela, aspirando también a la riqueza de este.

Galicia sufrió varias invasiones de los pueblos normandos, y el año 968 fue especialmente cruel, ya que los vikingos llegaron hasta Compostela muriendo su obispo en la defensa de la localidad que consiguió salvarse.

Los normandos se dispersaron pero siguieron atacando hacia el norte hasta Cantabria; pero ahí entró en acción San Rosendo y el Conde González Sánchez hasta expulsarlos de nuestra tierra.

Aún quedan como recuerdo las conocidas como Torres del Oeste en la desembocadura del Río Ulla en Catoira, y muy cerca de Santiago de Carril en la Ría de Arousa, que fueron construidas por Xelmirez sobre antiguas fortificaciones romanas. Todos los años se celebra una romería en Catoira representando el ataque de los normandos.

Murió en el año 977 en el monasterio de Celanova.

Comparte!!!

Relacionados